miércoles, 24 de febrero de 2010




(...)
no les importaba demasiado, no les importaba demasiado.
no, realmente no les importaba, aunque no quisiera resultar redundante en esta cuestión, no les importaba demasiado.
las cosas fluían, como quien dice por ahi, se iban dando. empero, no se daban, no se daban eso que todos deberían darse. no se lo daban porque no lo tenían.
no lo tenían porque tampoco podían imaginar tenerlo, no podían imaginar tenerlo porque tampoco estuvo ahi. ni ayer ni un dia como ayer. ni como mañana. nunca. nunca digas nunca, pero si digo nunca con respecto al pasado no es inoportuno para expresar la inacabada sensacion de la falta concreta de eso que no se estaban dando porque no lo hubo ayer y no lo habra hoy.
la cuestion, es que no estaba porque no querian,
y eso de no quererse, es terrible.

3 cachirulos dijeron:

Amanda dijo...

que lindo el textito. un ritmo tiene... bello.
y por aca tambien cambiamos de look, son necesarios de vez en cuando, como las estaciones, son necesarias.
hoy es un dia tan lindo

cuarta dijo...

http://maruiturria.blogspot.com
http://maruiturria.blogspot.com
http://maruiturria.blogspot.com

Señor Posmópolis dijo...

hay que reordenar los astros o los puntos cardinales. aunque en realidad no sé si eso es lo q hay q hacer. quizá lo q hay q reordenar y reajustar es nuestra mirada.