viernes, 20 de noviembre de 2009


hay dos situaciones que se me estan generando recurrentemente. el no poder aceptar las cosas, y el no poder terminar las cosas que despues de bocha de tiempo, llegue a desmenuzar como para hacerme cargo de la imperante obligacion de tener que abrir los ojos, y aceptar.


hoy fue particularmente un día complicado,

4 cachirulos dijeron:

Señor Posmópolis dijo...

son las aperturas del lenguaje y las palabras, pueden ser chicas o cortas, amplias o grandes y aún así pasa la palabra, por ese algún lado estrecho, angosto o amplio.

Noesperesnada dijo...

aceptar no necesariamente es resignarse...

Fede dijo...

yo estoy de acuerdo

aunque a veces las cosas salen transformadas en otras que expresan lo opuesto, y ahí se complica todo no?

. juana, dijo...

claro, ahi se va todo al carajo.